Ya están aquí

Los niños ya tienen la mayor incidencia del país la última semana, cuando ni tienen la libertad de movimiento de los mayores ni se relacionan sin su consentimiento. Ni columpios tienen. Están a un paso de convertirse en el tramo con más contagios de España, posición a la que jamás se habían acercado. Asistimos con asombro a que ninguno de los 18 gobiernos muestre ninguna preocupación, ni lo veamos reflejado en ningún reportaje de prensa. Parece un pacto de silencio nacional, pero les podemos asegurar que consultando los históricos no encontramos nada parecido. Las consecuencias son una incógnita.

Resulta inquietante que en tres semanas se haya incrementado un 54% el contagio entre menores de 15 años, mientras que el resto de la sociedad ha bajado sus contagios un 20%. Si bien se vio algo relativamente parecido al inicio de curso (mucho más suave), tenemos la sensación de que entonces todas las comunidades se esmeraban por cumplir un protocolo de reciente creación. En esta noticia podemos observar que con muchos menos casos antes se cerraban más aulas.

En unas semanas podrían difuminarse esos elevados porcentajes de menores porque fuesen “absorbidos” por sus familiares en forma de contagios, constituyendo un flujo continuo de brotes familiares de indemostrable procedencia, haciendo que se disimule el efecto pernicioso del agrupamiento de contactos estrechos en las aulas. Solo cabe rezar para que estas nuevas variantes del COVID-19 no produzcan los efectos que han tenido en otros países europeos, especialmente entre nuestros vecinos portugueses. Allí no detectaron a la cepa británica hasta el 28 de diciembre de 2020, mientras que aquí tenemos constancia de su existencia 11 días antes en Granada.

La comunidad de Madrid estima que entre la segunda y la tercera semana de enero su presencia pasó de un 4% a un 9% en los casos diagnosticados. El Ministerio de Sanidad ha tenido que elaborar un nuevo protocolo de secuenciación genómica en las pruebas diagnósticas para valorar de qué forma se están esparciendo estas nuevas cepas, pero todavía no han publicado nada sobre su expansión.

Tengan cuidado