IROS A LA MIERDA (UN PROFESOR HASTA LOS…)

No puede haber nadie más contento en este país con la victoria de Ayuso que yo, vaya por delante. Si navegáis por este blog, veréis que llevo 5 meses defendiendo la política sanitaria y económica de la Comunidad de Madrid con uñas y dientes, luchando contra la Junta de Andalucía para que recapacite, para que deje de hundirnos, para que copie literalmente el modelo de Madrid de arriba a abajo. Nada, han seguido igual.

Han seguido confinando 200 aulas de media mientras en Madrid y Cataluña no bajaban de 1000 con menos población. Los profesores hemos asistido a diario cómo caían 3 o 4 familias de una misma aula sin que se cerrase, convirtiendo sistemáticamente a los centros escolares en ollas de contactos estrechos, como queda claro en el protocolo de Sanidad que incumplimos a diario (página 5). Nuestro comité de expertos era mucho más listo que el de Madrid, lo siento mucho.

Y ahora, su erudito comité ha debido de pensar que abrir los bares es el maná de los votos y toma la delantera a España entera, siendo los únicos que diferencian horarios para el ocio nocturno, atrayendo a Andalucía al turismo menos deseable en estos momentos, poniendo en claro riesgo la temporada de verano; poniendo en riesgo el pan de media Andalucía. El final del curso va a ser divertidísimo.

Hace tres días se quejaban de que Sánchez nos dejaba sin estado de alarma, y ahora alardeamos de superliberalismo, de apertura económica, de reactivación… y seguimos esperando que nos cuenten el plan maravillosos que tienen para llegar a julio con una incidencia decente. Por probar, el Sr Moreno podría pintarse los labios de rojo porque lo veo muy perdido.

Ya lo denuncié el 14 de diciembre en la Fiscalía Superior, y no descarto volver a intentarlo por otras vías. No he parado de mandarle todos los datos que pueden consultarse en este blog. Ni el ilustre Defensor del Pueblo quiere verlo; supongo que su puesto también depende del maná de votos. Pues que tengan claro que esos votos se ganan manteniendo el empleo de la gente, y que para poder abrir los bares se requiere un plan.

Con el mejor clima de España y una densidad de población muy favorable, hemos lidiado peor que nadie esta pandemia, tanto en lo económico como en lo sanitario, siendo la comunidad más dependiente del sector servicios. Espero que no sigan CAGÁNDOLA y que no nos veamos en verano con restricciones por la presión hospitalaria. El año pasado llegamos a julio con una incidencia ridícula y mucho miedo, y sin cepas potentes adaptadas al calor. Este año habrá muchos vacunados, una incidencia alta, miedo nulo, cepas de todos los colores, y seguimos sin conocer el plan.

José Antonio Mateo Delgado, profesor de Matemáticas del IES Mariana Pineda (Granada)