26/11/21 EL PLANETA VUELVE A TEMBLAR. EN ESPAÑA, EL SILENCIO VUELVE A REINAR

Estimados consejeros, hosteleros, ampas, sindicatos, defensor del pueblo…:

Desgraciadamente volvemos a las andadas. Pensábamos que esta pesadilla acababa, pero esa triste losa que separa a nuestros niños en el aula se vuelve finísima frente al virus. Los pequeñajos de 5 a 9 años, de nula vida social, ya duplican y triplican al resto de colectivos en incidencia, y tienen la mayor tasa de crecimiento de contagios. Y lo increíble es que los chavales de 10 a 19 años, recién vacunados en su mayoría, ya son los segundos en crecimiento de contagios. ¿Cómo será posible que siendo tan asintomáticos hayamos detectado a tantos?

Datos de ayer del Instituto de Salud carlos III (resumen en imagen)

Informe nº 106. Situación de COVID-19 en España.Situación de COVID-19 en España a 24 de noviembre de 2021. Equipo COVID-19. RENAVE. CNE. CNM (ISCIII) Página 3 Introducción En diciembre de 2019 surgió un agrupamiento de casos de neumonía en la ciudad de Wuhan (provincia dewww.isciii.es

Cierto es que los más pequeños no están vacunados, pero lo sabíamos y no tuvimos la mínima prudencia para bajar su ratio, confiando todo al mantra de la inmunidad de rebaño del 70%. Todos sabíamos que mientras circule el virus mutará, y ya tenemos a todo el planeta temblando otra vez con una nueva variante.

Mientras Hacienda alardea de batir su récord de recaudación, ustedes ya valoran empezar a imponer la ruina en forma de restricciones. Cuentan para ello con todo el silencio mediático que respalda sus colegios seguros. El problema es que mientras sigamos con la venda en los ojos, nuestro futuro es inevitable. Vacunaremos a los niños, sí, pero ya sabemos por el colectivo 10-19 que ello no evitará que lideren la transmisión en pocas semanas. Tienen a nuestros hijos hacinados en aulas, obligados bajo la amenaza de la Fiscalía, en una situación que en cualquier otra empresa sería denunciada por los mismos sindicatos que aquí callan.

Ya les dije en mi último escrito que todo lo que invirtiesen en educación traería beneficios, y más en estas circunstancias. Seguramente mi mensaje repose en su bandeja de spam. Está claro que quienes nos gobiernan no sufren las consecuencias de sus actos. Siempre les quedará el argumento de que nadie podía prever este desastre, su abrigo de inmunidad ética. Siempre se ha dicho que asusta aún más el silencio de los que lo ven todo pero no hacen nada por evitarlo.

Buenos días a todos